La famosa quinta rueda es un mecanismo de seguridad que se utiliza para mantener acoplado el remolque al camión, pero dejando el espacio suficiente entre uno y otro para facilitar las maniobras durante la conducción. Es un disco que se coloca en medio de las 4 ruedas (2 ejes) de la cabeza tractora y se encuentra paralelo a la superficie del suelo, una característica que le distingue es que le falta una porción de cuña en su parte trasera que es donde se engancha con el remolque mediante el igualmente famoso perno rey.

Aun cuando la ubicación correcta de la quinta rueda depende de muchos factores técnicos como el tipo de chasis, la distancia entre ejes, el equipamiento del chasis, las cargas sobre los ejes y la normatividad, los expertos comparten algunas recomendaciones generales que pueden ser de gran utilidad: la quinta rueda en los camiones de dos ejes se coloca a una distancia equivalente al 10% de la longitud que hay entre el eje delantero y el trasero.

Si se llegara a colocar la quinta rueda a 700 mm por delante del eje motriz en un camión de dos ejes, se reduce la facilidad de maniobra y además se corre el riesgo de superar la carga máxima permitida sobre el eje delantero.

Además, para seleccionar la quinta rueda correcta para cada aplicación, deben ser considerados dos factores: la capacidad de carga y las condiciones del servicio. Estas dos no deben confundirse, pues arrastrar una carga pesada por un camino pavimentado es más sencillo que arrastrar una carga ligera en un camino de condiciones severas fuera de carretera. En otras palabras, el término «Uso Rudo» no debe ser confundido con «Servicio Severo».

Tipos de quintas ruedas

Existen dos tipos de quinta rueda en el mercado: fijas y deslizables. Las primeras se recomiendan cuando la carga de los ejes, las posiciones del perno rey y el largo de la combinación vehicular son constantes. Estas son generalmente más ligeras y de menor costo que las deslizables; sin embargo, no ofrecen la flexibilidad de aplicación de la quinta rueda deslizable.

Las deslizables ofrecen los siguientes beneficios: transfieren el peso entre los ejes del tractocamión, aceptan diferentes posiciones del perno rey en el vehículo y permiten variar los largos en la combinación vehicular.

Otro aspecto básico a considerar en la selección de una quinta rueda, es la altura. Ésta puede llegar a ser un factor crítico si no es la adecuada.

Por último es importante señalar el peso, porque representa el equilibrio entre el costo total operativo, la resistencia y la durabilidad. Toda masa adicional que exceda los requisitos de su operación generará gastos adicionales.

Lo anterior impacta negativamente en la operación del vehículo, sobre todo porque reduce la capacidad de transportar carga y aumenta el consumo de combustible.

Su mantenimiento

Es importante señalar que la lubricación juega un papel fundamental en el funcionamiento de la quinta rueda ya que sin ésta las placas superiores se desgastan, las trabas de mordaza se corroen y dejan de funcionar, lo cual genera condiciones de manejo inseguras. De acuerdo con información de ACE Seguros, la lubricación para el uso correcto de la quinta rueda es primordial. Nunca se deberá forzar el acoplamiento con remolques cargados ya que el enganche provoca golpes del perno rey. Esto favorece un desgaste prematuro y/o daño de la quinta rueda o del mismo perno rey. Lo ideal es engrasar la placa superior una vez por semana o cada 5,000 km.

 FifthWheel_European holland

Las opciones

Entre las marcas que en nuestro país se disputan el mercado de la quinta rueda destacan: Fontaine Fifth Wheel, Holland México y Jost, cada una de ellas incorpora sistemas enfocados a mejorar la seguridad de la unidad y por supuesto de la carga.

Entre las ventajas que las quintas ruedas Fontaine Fifth Wheel ofrecen destaca su sistema TechLock™, que permite seleccionar la quinta rueda ideal para cada tipo de aplicación, y el sistema de autoajuste No-Slack el cual no deja que haya juego entre la quinta rueda y el perno rey. Al ajustarse automáticamente se reduce significativamente el tiempo de enganche y lo más importante, el equipo no corre el riesgo de un falso acoplamiento.

La compañía Holland (SAF-Holland México) somete a sus productos a duras pruebas para asegurar los máximos estándares de seguridad y calidad. Sus quintas ruedas son las únicas en el mercado elaboradas en aluminio lo que les confiere una ligereza sobresaliente, además, incorporan la tecnología Low-Lub que reduce la cantidad de grasa aplicada al mecanismo de bloqueo y eliminando la necesidad de lubricante en la placa superior.

Por su parte Jost ha proveído a nivel global más de 3 millones de quintas ruedas y actualmente más de 100,000 están recorriendo los caminos de Norteamérica. El diseño de estas quintas ruedas es simple y seguro con solo cuatro piezas móviles. El diseño de acoplamiento positivo asegura una verdadera conexión. Tras el contacto, la barra de bloqueo de acero se desliza automáticamente en posición asegurándose con el perno rey.