Roberto Salido, Director General de Kinedyne México, recuerda que si bien desde 1990 ya se comercializaban los productos de la compañía, fue hasta 1995 cuando la empresa inició operaciones en el país. Y desde siempre, bajo los mismos parámetros de calidad y seguridad.

“En aquel entonces no existía una oferta como la nuestra. Nos tocó ser pioneros en sistemas de sujeción y control de carga. Hace 25 años iniciamos este proyecto cinco personas y, hoy, la empresa emplea a 80 colaboradores”, recuerda el directivo.

El primer gran cambio en este tiempo fue cuando la compañía pasó de solamente distribuir a ensamblar sus productos. Conocían el producto, descubrían el mercado y ahora era momento de dar ese importante salto.

El ensamble inició con cinchos para la sujeción, luego llegaron los encortinados, pues el mercado descubrió la importancia de agilizar los procesos de carga y descarga en los camiones. Esto, a lo largo de los años, se ha convertido en mayor productividad para las empresas.

Apenas con el cambio de siglo, Kinedyne México decidió invertir en tecnología que les permitiera fabricar productos de mayor calidad y bajo procesos más robustos. A decir de Roberto Salido, ésta también significó una decisión clave en la historia de la compañía.

Otro momento esencial, detalla Salido, fue desarrollar alianzas estratégicas con inversionistas y la consolidación con clientes de gran envergadura, como Grupo Modelo y Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma. Años después vino el desarrollo de sistemas de segundo piso, para Grupo Lala y, recientemente, también para ferrocarril.

“Para nosotros es muy importante que la carga viaje segura, pero igualmente que sea más eficiente y aprovechado cada centímetro cúbico en las cajas, pues para nosotros siempre ha sido claro que, si bien vendemos sistemas de sujeción, en realidad ofrecemos productividad”, agrega.

“Ha sido una experiencia muy alentadora”

La formación profesional de Roberto Salido es la ingeniería industrial. Desde siempre imaginó de qué forma podría desarrollar soluciones para los sectores productivos. Y ésta ha sido la mejor manera que ha encontrado para consolidar una compañía durante 25 años.

Honestidad, transparencia y profesionalismo han sido los valores que a Kinedyne le han permitido ofrecer al mercado algo que le va a ser útil. Por eso, otra de las satisfacciones de su director general es haber creado un segmento en México y, a pesar de que hoy hay mucha competencia, la calidad y durabilidad de sus productos siguen siendo su principal diferenciador.

Leer: Kin-Slyder, una opción para la descarga más ágil

Aun cuando hay una norma sugerida para este segmento, el directivo aclara que ésta no es oficial, de tal manera que la competencia desleal sigue ganando terreno, pues en el mercado hay productos similares que no cumplen con los parámetros de seguridad de Kinedyne.

“Tenemos un producto certificado, damos garantía y contamos con un inventario suficiente para atender al mercado en tiempo y forma. También ofrecemos capacitación sobre el funcionamiento de los equipos y, al final, todo se traduce en una oferta integral”, explica.