El entorno económico derivado de la pandemia y los desafíos propios de cada sector han obligado a las empresas a replantearse la viabilidad de su modelo de negocios, no sólo por términos de rentabilidad, sino también en sostenibilidad, para actualizarse a los cambios de paradigma que traen consigo los nuevos tiempos.

El autotransporte no está exento de esto. Al igual que otras industrias y sectores debe hacer frente a los vaivenes de la economía mexicana y los retos derivados de las afectaciones a las cadenas de suministro, entre otros factores que le impactan en mayor o menor medida.

Y es en este contexto en el que las empresas reflexionan sobre sus prioridades y buscan nuevos modelos de negocios estables y rentables; y surge una necesidad de reinvención para superar los momentos difíciles, hacer un frente común con sus proveedores y clientes para salir fortalecidos.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

«En este momento las empresas están buscando diferentes estructuras en sus consolidaciones. Esta estructura puede venir de una optimización y también están creando alianzas estratégicas; y cada una de estas razones o la combinación de estas variables cambian el modelo de negocio o la estructura organizacional de la empresa», Claudio de la Peña, director ventas y mercadotecnia de Daimler Truck México.

El directivo detalla que los cambios en el entorno, como los causados por la pandemia, y las diversas variables que se van incorporando al modelo de negocios se convierten en un reto complejo para la cadena de suministros y que se ve día con día en los negocios en México, se trata de entender los componentes básicos y fundamentales de la organización y cómo agrega valor hacia proveedores y clientes, pero también hacia la misma estructura.

Hoy, agrega, las empresa en estos cambios de modelos de negocio tiene que resolver variables, algunas de las cuales pueden estar bajo su control, pero otras no; y en el momento que las empresas o nuestros socios de negocio se enfrentan a la resolución de variables se ponen en marcha las alianzas y ahí es donde se genera la cadena de valor o los valores agregados que una empresa puede dar o intercambiar con otra a través de su modelo de negocio.

«Un valor no tendría sentido si no es reconocido por nuestro socio de negocio y es convertido a una parte económica o para resolver el valor agregado también a sus clientes o sus proveedores», apunta De la Peña.

En ese sentido, resalta la importancia de innovar en nuevos modelos de negocio en las empresas de transporte, y para conseguirlo recomienda entender el histórico inmediato, es decir, comprender lo que ha cambiado con el paso del tiempo para identificar los ajustes en el modelo, y con ello poder tomar lo que ya se ha probado y ha funcionado.

Te puede interesar: Podcast Radar TyT | Difrenosa: la innovación que marca el presente y el futuro de los distribuidores

Otro punto relevante a considerar, menciona De la Peña, es lo que llama el Rolling Forcast, esto es el cómo administras el día a día el día en el futuro inmediato, en cómo te adecuarás a las variables que se ven próximas, como una inflación y cómo pueda restringir algunas de tus actividades.

De igual manera, es relevante observar la estrategia a mayor plazo, como proyectar tu modelo de negocio a 15 o20 años, peor también estar monitoreando la estrategia a 3 o 5 años, para tener una mejor visión de las variables que con el tiempo podrían ajustarse y cómo afectarían a tu empresa.

«Son tres (recomendaciones): qué funcionó y que no funcionó de mi estrategia con base en históricos entre 3 a 5 años hacia atrás; qué está pasando con mi rolling forcast; y mi planeación estratégica a largo plazo, en cómo esta estructura tiene que adaptarse a tres posibles escenarios», detalla.

¿Qué va a pasar a futuro? No lo sabemos, tampoco somos parte de lo que está sucediendo a nivel mundial, pero en esto es mejor dejar de ser solamente espectadores y empezar a hacer generadores y actores. Vale más estar preparado (…) Estamos en una industria de gente y empresarios que están en contingencias metidos en la acción».

Te recomendamos: Siete puntos recomendamos por Quálitas para cuidar la salud de tus operadores

Por ello, De la Peña destaca las ventajas de innovar el modelo de negocio, ya que permite al negocio anticiparse y ser más flexible para expandir o contraerse en la medida que la demanda y la situaciones mundiales lo vayan dictando.

«Innovar quiere decir tener una capacidad de adaptación a las circunstancias (..) Ésa es la mejor la mayor ventaja, hemos visto individuos y organizaciones, desde la parte empresarial hasta la parte política, que sobreviven, crecen y se vuelven sustentables en la medida que se van adaptando; y la adaptación viene ligada al cambio».

Te invitamos a escuchar el nuevo episodio de nuestro podcast Radar TyT: