Aun cuando la industria de vehículos pesados acusa una caída generalizada de alrededor de 35 por ciento, Grupo Zapata prevé cerrar este 2020 con una baja del 20% con respecto al año anterior, señaló en entrevista para TyT Fernando Zapata, Director de Ventas y Mercadotecnia Corporativa de Grupo Zapata.

Acerca de las claves para lograr este impacto moderado, el directivo destacó entre los puntos de mayor relevancia un apropiado control de inventario, pues si bien no ha dejado de solicitar unidades, sí ha buscado mantener un adecuado balance entre lo que pide y lo que demanda el mercado.

Resaltó también la flexibilidad para adaptarse a los nuevos requerimientos de sus clientes y a la posibilidad de ofrecerles una solución acorde a cada una de sus necesidades, gracias a su amplia oferta de soluciones y a su capacidad para entender lo que cada uno requiere.

Por otro lado, el directivo comentó que la normalización de la atención de los Centros SCT es un factor fundamental para apoyar la óptima reactivación de la comercialización de vehículos, pues de nada sirve tener unidades nuevas si éstas no pueden ponerse en operación a falta de placas.

El apoyo a sus clientes en el momento en el que más lo necesitaban, dijo, fue clave para enfrentar la etapa más oscura de la crisis. Compartió que dejaron abiertas las líneas de crédito para favorecer la continuidad de su operación.

“No puedes esperar que los clientes florezcan si tú no extiendes la mano para apoyarlos; nos volteamos al revés para darles lo que necesitaban para salir adelante”, enfatizó.

El cuidado del flujo también fue de gran relevancia para garantizar la permanencia de sus operaciones y mantener sin afectaciones todas sus fuentes de empleo. En este último aspecto, el directivo enfatizó que se tomaron las medidas adecuadas para cuidar a sus colaboradores y garantizar el sustento para cada una de las familias que dependen de esta empresa.

Asimismo, dijo estar plenamente consciente de que la fuerza de cada una de las divisiones de Grupo Zapata depende del talento, esfuerzo y pasión de todos sus colaboradores, quienes colocaron a la compañía en la segunda posición de la categoría de empresas de 500 a 5,000 colaboradores dentro del sector de Comercio Minorista (retail) del Ranking Multisectorial de Great Place to Work (WPTW).

Esta situación, expresó, compromete a la corporación a seguir defendiendo cada uno de sus puestos de empleo, impulsar condiciones laborales óptimas y, por supuesto, a seguir tomando las mejores decisiones para mantenerse como una de las empresas más competitivas a nivel nacional.

Caracterizado por fomentar las acciones altruistas entre sus colaboradores, Grupo Zapata se distingue por una serie de programas a favor de la educación, el cuidado del ambiente, los grupos vulnerables y, recientemente, la protección de los perros de la calle, a través de su iniciativa Zapata Dogs.

A la fecha, destacó el directivo, se han adoptado 70 mascotas, las cuales se han integrado en las instalaciones de los distribuidores de la corporación para alegrar las jornadas de los colaboradores y sensibilizarlos acerca de la importancia de cuidar a los animales, así como para ofrecer a los perros un lugar digno y amoroso para su desarrollo.

Si bien como parte de la nueva normalidad la venta de unidades ha alcanzado un auge a través de los medios digitales, la comercialización vía las distribuidoras del Grupo poco a poco comienza a retomar su actividad. Al respecto, el directivo explicó que, aunque la construcción de la nueva sucursal de  Tlalnepantla se vio interrumpida a causa de la pandemia, la pausa sirvió para replantear la obra e incrementar la eficiencia de cada uno de los espacios.

A pesar del retraso, prevé que antes del cierre del año pueda concretarse la inauguración de esta nueva distribuidora, la cual llevará a un nuevo nivel la comercialización y atención de los vehículos de la familia Daimler.

Leer: Venta de motocicletas y vanes de carga despunta en pandemia: Grupo Zapata