La restricción de los viajes no esenciales, vía terrestre, entre la frontera de México y Estados Unidos mantiene rodando a las empresas de transporte de pasaje a la mitad de su operación respecto a la era precovid. 

Este 21 de diciembre se cumplirán nueve meses de las restricciones de viajes no esenciales entre las fronteras de Estados Unidos con México y Canadá, hecho que llegó a reducir hasta en 80% la demanda de los viajes internacionales, como es el caso de la empresa de autotransporte de pasaje Greyhound Lines. 

Leer: EU, listo para transportar la vacuna contra COVID-19

En entrevista para TyT, José Luis Moreno, vicepresidente de América Latina de la firma de transporte de pasaje terrestre con operaciones entre México y Estados Unidos, expuso que la medida aplicada por los Gobiernos para contener la propagación del virus los mantiene a entre 45% y 48% de su operación respecto a inicios de 2020, cuando aún no se sentían los efectos de la pandemia en América.

Al inicio de abril estábamos al 20% de operación —fue el bache más bajo que tuvimos, particularmente las primeras dos semanas—. De ahí para acá hemos tenido una recuperación paulatina de pasaje, hasta llegar a entre 47-48% de la operación que teníamos antes”. 

José Luis Moreno, vicepresidente de América Latina de Greyhound Line.

Explicó que al inicio de la restricción de viajes no esenciales, que aplica para los mexicanos que tienen Visa B1 o B2, hubo confusión y los pasajeros se abstuvieron de viajar hacia Estados Unidos. 

A esto se suma, expuso José Luis Moreno, que las restricciones del viaje son más flexibles para entrar a México, y ello provocó que un flujo continuo de pasaje desde Estados Unidos hacia su frontera sur. 

Hacia futuro, la proyección de Greyhound Line es que la demanda de transporte de pasaje incremente en cuanto se quiten las restricciones de viajes no esenciales. Adicional, la distribución de la vacuna contra COVID-19 será un factor importante para normalizar la demanda vista en los primeros meses de 2020. 

Así, el Vicepresidente de la transportista que actualmente tiene asignados 120 autobuses ara la operación transfronteriza internacional previó que la recuperación a niveles precovid llegará entre abril y mayo de 2021.  

Las primeras proyecciones eran que no recuperaríamos la demanda hasta octubre-septiembre de 2021; luego lo revisamos y pensaron que, con las noticias de los últimos días sobre las vacunas, entre abril y mayo de 2021 estaremos en la operación normal precovid”.

José Luis Moreno, vicepresidente de América Latina de Greyhound Line.

 Greyhound Line  que conecta a Monterrey, San Ysidro y Nuevo Laredo, con distintos puntos de Texas y California, en Estados Unidos, 

Añadió que, Greyhound Line es una de las pocas empresas que continúan operando el transporte internacional, y ello se deba a la demanda de pasaje que hay en el área de Monterrey y Tijuana, hacia territorio de Estados Unidos. 

Explicó que para mantenerse en el camino, pese a las restricciones de viajes no esenciales y la presencia del virus, estacionaron gran porcentaje de su flota, con la finalidad de cumplir con sus programas cíclicos de mantenimiento de unidades. 

A esto se sumó una “dramática disciplina en costos” y a la eliminación de posiciones de trabajo. En el caso de Estados Unidos, dijo, los trabajadores tomaron contratos temporales y se les envió a casa durante tres meses, tiempo en que no percibirán ingresos. 

Otro de los factores que les ha mantenido rodando es que en Estados Unidos, el gobierno ayudó a las empresas en la primera ola de contagios, y ahora se está en espera de un segundo paquete de subsidios. “Eso par nada se ha visto en México”, dijo.

En territorio nacional cerraron las plazas de Ciudad Juárez y Matamoros, pero mantuvieron la venta de boletos; a esto se sumó la eliminación de alrededor de 15% de su plantilla. 

Greyhound Line, empresa que en 1958 abrió su primera oficina de venta de boletos en la Ciudad de México, apuesta a que con la reapertura de la frontera, la demandan les permitirá recuperar sus niveles de venta a un ritmo, por mucho, superior al ritmo previsto para el crecimiento de la economía de México. 

Estamos listos y esperando a los pasajeros, creemos que cuando se controle el virus y se quiten las restricciones en las fronteras, habrá un flujo grande de pasaje, en especial al principio porque la gente va a querer hacer lo que no pudo en lo últimos nueve meses y estamos listos para recibirlos a todos”. 

José Luis Moreno, vicepresidente de América Latina de Greyhound Line.

Lo que ahora está en manos de la empresa de autotransporte de pasaje es la ejecución de lineamientos sanitarios más elevados a los requeridos por los gobiernos de México y Estados Unidos, con la finalidad de cuidar la salud de los viajeros y atraer un mayor número de clientes.