La estrategia del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador contra la toma de casetas en distintos puntos del país evitó la pérdida de 37 millones 525 mil de pesos al día en lo que va del año. 

En conferencia de prensa matutina, Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), informó que de enero al pasado 15 de julio, los operativos contra la toma de casetas evitaron la fuga de 7,355 millones de pesos. 

Leer: Veracruz supera a Guanajuato en delitos carreteros

Esto quiere decir que cada día transcurrido, el Gobierno de AMLO impidió la pérdida de 37,525,510 pesos que grupos obtenían por las movilizaciones en las plazas del país. 

La funcionaria añadió que entre 2020 y lo que va del año, el operativo contra la toma de casetas permitió que las arcas del Gobierno ingresen 16 mil 952 millones de pesos, dinero que de no existir operativos iría a parar a los bolsillos de otros grupos. 

Transportistas que circulan por la vía Ciudad Obregón-Guaymas reportan la toma de todas las plazas de cobro por parte de integrantes de la comunidad Yaqui. De hecho, De hecho, en los poblados Vícam y Pótam es obligatorio dar una cuota para poder circular. 

El pasado 23 de febrero, miembros de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) urgieron a la Secretaría de Gobernación (Segob) y al Gobierno de Sonora a instalar una mesa de diálogo que dé una solución a las demandas del pueblo Yaqui. 

En su momento, José Refugio Muñoz López, vicepresidente ejecutivo de Canacar, alertó sobre el incremento en el uso de la violencia en los bloqueos y toma de casetas por parte de los Yaquis en Sonora, lo cual ha derivado en agresiones en contra de los operadores y ciudadanos que intentan pasar por los tramos. 

Detalló que un promedio de 8 mil camiones de carga transitan todos los días por la vía Ciudad Obregón-Guaymas, y si cada unidad aporta los 600 pesos que demandan, se traduce a una ganancia de más de 144 millones de pesos al mes. 

Días después, el presidente Andrés Manuel López Obrador expuso que había avances en los diálogos sostenidos con la comunidad. 

En esa ocasión, sostuvo que su Gobierno ha avanzado en su estrategia para evitar la toma de casetas en el país, como es el caso de la liberación de plazas de cobro en Nayarit y Sinaloa, “falta sonora porque queremos que sea a través de un diálogo, para evitar la confrontación”, dijo.