Las importaciones de automóviles y camiones nuevos no pagarán aranceles a partir de mañana y hasta el 30 de septiembre de 2024, determinó la Secretaría de Economía (SE). 

En un Decreto publicado este 3 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la SE modificó los aranceles a las fracciones arancelarias de la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación. 

Leer: Llantas chinas inundan el mercado

Con los cambios, las importaciones de vehículos eléctricos para el transporte de más de 10 personas dejarán de pagar un arancel de 20% y las de los vehículos eléctricos ligeros y de transporte de mercancías, el impuesto de 15 por ciento. 

En el Decreto, la dependencia liderada por Graciela Márquez, expuso que aranceles de importación pueden desalentar el comercio y retrasar un consumo amplio de autos y camiones eléctricos nuevos. 

Añadió que la producción nacional de vehículos automóviles eléctricos es incipiente, y si bien algunas empresas fabricantes de vehículos automóviles ligeros instaladas en México ya han anunciado inversiones en líneas de producción de vehículos automóviles eléctricos, ésta podría incentivarse con el aumento en la demanda de los mismos. 

La decisión de eliminar los aranceles que se aplican a  estas unidades nuevas que ingresan al país, también obedecen al compromiso que adquirió México de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero bajo una línea base al año 2030, el pasado 12 de diciembre de 2015 en el Acuerdo de París.

Con el fin de permitir la libre concurrencia y acceso a nuevas tecnologías limpias en materia de transporte, es importante facilitar el acceso de los consumidores a las mismas y, a su vez, contribuir a que la industria nacional observe las preferencias del consumidor respecto a estos vehículos automóviles sin distorsiones en el mercado”. 

Por ello, la SE determinó la excepción de aranceles por un periodo poco mayor a los cuatro años, y así encaminar una industria nacional a la producción de autos y camiones eléctricos.