En días pasados, el Senado de la República convocó a una mesa de trabajo para debatir sobre la prohibición del doble remolque. Usuarios y proveedores de autotransporte, además de representantes de la sociedad civil y de la industria armadora de vehículos pesados manifestaron su postura, como fue el caso de la Canacintra.

Sin conclusiones definitivas, el Senado habrá de obtener más información para tomar una decisión. Al respecto, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) envió un documento al senador Ricardo Monreal, a fin de compartir coincidencias y diferencias respecto a los argumentos que promueven la prohibición del doble remolque.

Entre las coincidencias enlistadas por la Canacintra destaca la falta de política pública para atender la seguridad vial, la falta de estadística confiable y el considerable rezago en la agenda global para mitigar incidentes.

Sin embargo, Salvador Saavedra, presidente de la Rama Industrial 105 de la Canacintra, enlistó cuatro propuestas para atender las principales necesidades del sector sobre el doble remolque.

  1. Emitir una ley de seguridad vehicular que gradualmente asegure que todos los vehículos que se comercializan en México por primera vez cumplen con regulaciones de seguridad similares a los de los países y regiones líderes en el mundo con los que se tiene comercio (Norteamérica y Europa).
  • Emitir o modificar leyes que hagan obligatorio a la federación, los estados y los municipios el allegarse de la información para que una vez procesada se convierta en estadística confiable sobre siniestros de tránsito que permita proponer acciones para mejorar la seguridad vial, así como evaluar las acciones que se implementan.
  • Emitir o modificar una ley para crear una institución cuya función sea la de analizar los siniestros de tránsito significativos, sin fines judiciales, y a partir del análisis hacer recomendaciones para mejorar la gestión de la seguridad vial, las vías de comunicación, las especificaciones de seguridad de los vehículos, las conductas de los usuarios de las vías de tránsito y las acciones de los responsables de atender a los lesionados en los hechos de tránsito.
  • Exhortar a la SCT para que publique la revisión a la NOM-035-SCT-2-2010 que actualiza los requerimientos de los convertidores, remolques y semirremolques, así como la de defensas traseras para los autobuses y camiones de carga.

Leer: Quitar o no el doble remolque, plantea el Senado

“Por lo anteriormente expresado, somos de la opinión de que la prohibición de las configuraciones vehiculares de doble semirremolque NO resultará en condiciones de tránsito más seguras, por lo que solicitamos no sea considerada como una solución”, finalizó Saavedra.