La industria automotriz aún no completa su reapertura en México, en el estado de Chihuahua trabaja a una capacidad máxima de 80% en 10 municipios y al 60% en el resto de la entidad, incluida la capital. 

A partir del 31 de agosto, el Gobierno de Chihuahua realizó ajustes a su reapertura económica. Ciudad Juárez, Ahumada, Ascensión, Buenaventura, Casas Grandes, Galeana, Guadalupe, Janos, Nuevo Casas Grandes y Práxedis G. Guerrero pasaron del color naranja al amarillo. 

Leer: AMLO plantea cambiar fórmula de participaciones federales

En un Acuerdo publicado ese mismo día en el Periódico Oficial de Chihuahua se determinó que, la industria automotriz incrementaría de 60% a un 80% su plantilla laboral en los 10 municipios en color amarillo. 

Mientras que en el resto del estado, incluida la capital, se mantendría laborando con 60% de su personal registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y con horarios escalonados para ambos casos. Esto, pese a que el Semáforo de Riesgo Epidémico federal ubica a la entidad en color amarillo. 

Oscar Albin, presidente Ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), expuso en conferencia de prensa, junto con las asociaciones de Distribuidores de Automotores (AMDA) y de la Industria Automotriz (AMIA), que el proceso de apertura del sector no se ha concluido en el país, como es el caso de Chihuahua. 

Albin Santos consideró que en caso de darse nuevos brotes en zonas donde ya está controlada la pandemia del SARS-CoV-2 sería entre la población, no dentro de las empresas manufactureras, pues siguen estrictamente los lineamientos desarrollados junto con el IMSS, además de que ofrecen transporte privado a sus empleados. 

Añadió que el uso de transporte público sigue siendo un gran problema, para aplanar la curva de contagios de COVID-19, sobre todo en zonas conservadas en la Ciudad de México y otras grandes poblaciones. 

“A los gobiernos de los estados y municipios les toca trabajar en ese sentido (uso de transporte público) y a nosotros, tratar de evitar que nuestro personal utilice el transporte público”. 

Óscar Albin, presidente Ejecutivo del INA.

Añadió que empresas de la industria de autopartes, tractocamiones y vehículos ligeros estarán muy atentos en la prevención de la influencia estacional y de la gripe.

Por ello, adelantó que buscarán vacunar a su personal en los centros de trabajo, “para evitar que un contagio de gripa nos lleve a un brote de COVID-19, y que se haga una bola de nieve”, concluyó. 

En comentarios por separado, Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), sostuvo que las restricciones en Chihuahua causaban problemas en la cadena de abasto del sector automotriz nacional y de exportación.

Hay estados que aún no permiten la reapertura, y eso nos ha afectado en las exportaciones (…) estamos quedando mal y sí necesitamos cumplir los compromisos que tenemos en la región del T-MEC». 

Francisco Cervantes Díaz, presidente de Concamin.