La industria automotriz de México pagará aranceles de entre 4% y 25%, si el T-MEC entra en vigor el próximo 1 de junio sin un aplazamiento para la implementación de las nuevas reglas de contenido regional para el sector, expuso Miguel Elizalde, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT). 

Lo que sucedería es que si quisiéramos exportar hacia EU tendríamos que hacerlos fuera del T-MEC y ello implica pagar aranceles que nos podría sacar de la de la competencia, al  pagar aranceles desde 4% hasta 25% dependiendo el tipo de vehículo”

Miguel Elizalde, presidente Ejecutivo de ANPACT.

En entrevista para TyT, el líder de la ANPACT expuso que la propuesta de la industria es que la aplicación dentro del T-MEC de las Reglamentaciones Uniformes y la Regla de Origen Automotriz sean obligatorias a partir del 1 de enero de 2021.

Leer: T-MEC pone lupa al sector automotriz de México

No tenemos una lista definitiva sobre qué fracciones arancelarias debemos de cumplir de acero y aluminio, no puede ser posible que a 64 días de que se tenga la intención de que entre en vigor el T-MEC no sepamos, los fabricantes de vehículos, cómo se debe actuar”

Miguel Elizalde, presidente Ejecutivo de ANPACT.

Al obtener esa información y contar con tiempo para comunicarlo a la cadena de proveeduría, dijo, se podrán exportar las unidades sin aranceles y se evitará un golpe a la economía del país y la generación de empleos en los próximos meses. 

Tan solo en el segmento de vehículos pesados, México exportó 168 265 unidades en 2019, con un valor de 15,000 millones de dólares. De este total, el 95% se vendió a Estados Unidos y otro 2% a Canadá. 

Así, una entrada en vigor del T-MEC el próximo 1 de junio – como lo prevén el Gobierno México y Washington – pone en riesgo la competitividad de una industria que exporta aproximadamente 85% de su producción total anual, que el año pasado se ubicó en 198,100 vehículos pesados. 

Decisión sobre T-MEC, en manos de EU

El líder de la ANPACT expuso que cuentan con certificados de exportación válidos para 2020, y la intención también es que los Gobiernos los respeten, en especial cuándo no se sabe cómo cumplir los nuevos requisitos.

Vemos una posibilidad de que busquemos una excepción de la industria automotriz, que los certificados sean válidos todo el resto del año, aquí sería principalmente el Gobierno de EU al que se tiene que convencer, pero México tiene que presionar”.

Miguel Elizalde, presidente Ejecutivo de ANPACT.

Subrayó que la industria de Estados Unidos pidió lo mismo al gobierno de Trump; son las autoridades quienes quieren apresurarlo, cuando el sector lo que necesita es tiempo para actuar. 

Si existe una  fracción arancelaria que se quiera meter de último momento o se publique sin avisarnos, tenemos que buscar al proveedor para notificarlos, y él tiene 60 días para cambiar su línea de producción o de insumos”

Miguel Elizalde, presidente Ejecutivo de ANPACT.

A esto se suma que deben solicitar la información de contenido regional y laboral a cada proveedor, y hay casos como el de lo fabricantes de motores que tienen hasta 700 proveedores. 

“Esta consulta puede tardar meses, ese es el gran tema que tenemos nosotros”. 

Miguel Elizalde expresó su preocupación porque estos cambios se gesten en un momento en que la industria ha tenido que frenar temporalmente sus operaciones en un mercado y cadena logística afectada por el coronavirus COVID-19.