Tras sostener que la iniciativa privada requiere de garantías para ver el sector transporte como un espacio de oportunidad, Maite Ramos, presidenta de la Comisión de Movilidad de Coparmex Ciudad de México, lamentó que a casi 180 días de la aprobación de la Ley de Movilidad capitalina no se han publicado los reglamentos correspondientes, no han empezado a trabajar en un Sistema Integrado de Transporte y no se cuente con un proyecto de medio y largo plazo.

«Tienes ya la Ley de Movilidad, ya está aprobada, ya está publicada, dale los dientes para que se pueda aplicar. Es un asunto de autoridad, hay que dar el manotazo y aplicar la ley, poner orden en la ciudad y ponerlo en serio”, instó la empresaria.

En este sentido, Maite Ramos, quien participará como ponente en el 7º Congreso Internacional del Transporte organizado por la Asociación Mexicana del Transporte y la Movilidad (AMTM), insiste en que la aplicación correcta de la ley ofrecerá nuevas certezas al eliminar la operación discrecional, ofrecer claridad en las concesiones y establecer planes de mediano y largo alcance en cuanto a la construcción de corredores y el control de los sistemas de transporte.

“Hoy hay fugas en el transporte que van desde el 25% hasta el 100% en algunos rubros. Cuando este dinero se recabe no en efectivo, sino con una tarjeta que va a un fideicomiso, habrá más certeza y será más sencillo acceder a créditos más baratos”, señaló la especialista, quien  añadió que no será una transformación rápida pues se necesita trasladarla del papel a los hechos, lo cual tendrá que hacerse de forma gradual, aunque ya existe la tecnología necesaria para lograrlo.

Aludiendo a la necesidad de construir un Órgano Regulador del Transporte y la integración tarifaria, la representante de Coparmex consideró que el funcionamiento del Sistema Metrobús debería servir de ejemplo y ser replicado para el resto del transporte público.

Maite Ramos anticipa que Coparmex desde la Comisión de Movilidad presionará para que se aprueben los reglamentos, se publiquen y se pongan en marcha, pero sobre todo para que la aplicación de la ley sea pareja para todos porque actualmente las leyes de transporte se aplican de forma diferenciada, “no son medidos con la misma varita”.

“Necesitamos garantías a la inversión, que se aprueben los reglamentos, que se empiece a trabajar en un sistema integrado de transporte, se formalice el órgano regulador del transporte, haya claridad en las concesiones, tengamos muy claro como viene la planeación de los próximos corredores y se aplique, porque si hoy publicas 20 y mañana los tres que vas a inaugurar no son de esa lista, entonces vas a generar suspicacias. Necesitamos transparencia”, afirmó Ramos.