Los efectos negativos del coronavirus en la economía mexicana – ante la posibilidad de una mayor propagación- tienen entre sus principales víctimas a la industria automotriz, el turismo y el sector agrícola, advirtió el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (AMIF).  

En Corea del Sur ya inició el cierre de algunas plantas que producen diferentes tipos de insumos para industrias como la automotriz, si esto interrumpe las cadenas de producción podemos ver un impacto en esta actividad en México”.

Mario Correa, vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

En Corea del Sur se han reportado más de 800 casos y en Italia más de 200, lo que ha llevado a esos gobiernos a suspender actividades presionando sus economías. Irán también se ha visto afectado por el virus.

Leer: Tres desafíos de la industria automotriz

En China, donde se originó el coronavirus, se han reportado más de 2,700 muertes, y se prevé que la crisis sanitaria cobre uno por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB).  

La semana pasada, Moody’s recortó de 5.8% a 5.2% su previsión de crecimiento económico para el país asiático, importante mercado para el sector automotriz y de autopartes en el mundo.

Correa Martínez añadió que, en medida que se empiecen a tomar las medidas de contención en China y otros países, para evitar una mayor propagación del Covid-19, se afectarán los flujos del turismo y del comercio en México.

Reconoció que la correlación entre China y México es menor; sin embargo, una mayor afectación para la economía local podría venir por la vinculación entre el país gobernado por Xi Jinping y EU, por el intercambio de bienes intermedios y productos terminados que echan a andar la maquinaria de ambas naciones.

Una vez más la industria automotriz y del turismo tendrían el primer impacto, en caso de una reducción del crecimiento económico de Estados Unidos derivado de la relación con China, solo que esta vez se suma el sector agrícola mexicano.

Ante una mayor desaceleración del PIB chino, se espera una menor demanda mundial de petróleo y ello ha cobrado importantes pérdidas para el precio internacional del crudo.

El West Texas Intermediate (WTI) cerró la sesión de este martes cotizando en 49.80 dólares por barril, lo cual equivale a una reducción de 3.17% en su precio.

En este contexto, la mezcla mexicana perdió 4.25% en la jornada del lunes y en torno a 3% este martes, para venderse en 44.94 dólares el barril, lo que se traduce a menores ingresos para Petróleos Mexicanos (Pemex).

El vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF externó que es temprano para estimar el impacto del coronavirus, y este dependerá del tiempo que tome a las autoridades contener el contagio.

En principio, los efectos serán temporales. Si es un retraso de la producción, tienes un impacto en el primer trimestre y en el segundo te pones al día, y en todo el año probablemente no sea tan grande.

Se supone que para abril debería de estar contenido o descendiendo significativamente el número de nuevos contagios, y de no ser así estaríamos hablan de un impacto mayor para China, México y el mundo”, expuso.

Mario Correa, vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

Recortan proyección de PIB, aún sin efecto de coronavirus

El IMEF, presidido por Ángel García-Lascurain, recortó de 1.0% a 0.9% su previsión de crecimiento para la economía local, a causa de la debilidad de la inversión fija, el consumo privado y la producción industrial de diciembre pasado.

García-Lascurain explicó que los malos resultados de estos indicadores hacen pensar en un menor ritmo de expansión del PIB para este año, a esto se suma la falta de claridad para la inversión privada.

La falta de información es lo que ahonda la falta de confianza, dijo.

Adicional, reconoció que los esfuerzos del Gobierno federal para impulsar la economía lucen insuficientes para lo que México requiere, con 400 mil empleos generados cuando se requiere más de un millón.