Agregó que el sentir de los integrantes de esta agrupación es de profunda frustración. “Después del accidente de Toluca –en que murieron alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)- trabajamos, y trabajamos de buena fe, con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para mejorar la seguridad y ahora tenemos un resultado negativo”

El directivo dijo que algunas organizaciones opositoras a su propuesta de permitir un peso de 80 toneladas en los fulles piensan que desarmando un configuración con doble semirremolque tendrán menos carga y eso es falso. “La carga es la misma, lo que se tendrá que hacer es más viajes y, por ende, se perderá la competitividad”.

Recordó que después de ese lamentable accidente en Toluca, la SCT nunca reunió a las diferentes cámaras y asociaciones del sector. “En los famosos grupos de trabajo sólo estuvieron presentes la gente de la SCT y ANTP, nadie más. De ahí salieron propuestas importantes en las que nunca se mencionó el peso como un factor de los accidentes, por eso no entendemos la cerrazón de las autoridades para castigar a la combinación más segura en carreteras”, finalizó.