Yoshiaki Fukui, presidente del consejo y director ejecutivo de Isuzu Motors de México, dijo que hasta octubre han desplazado cerca de 2,500 unidades. “En noviembre tendremos disponibles alrededor de 400 unidades y para diciembre una cantidad similar por lo que esperamos llegar a ese número”.

Adelantó que el crecimiento lo esperan en el 2012, donde sus perspectivas son comercializar poco más de 4,000 automotores, con lo que estarán llegado a las 20,000 unidades desplazadas en nuestro país.

El directivo dijo que actualmente su planta de Japón trabaja en dos turnos para recuperar los niveles de abastecimiento mundial, que fueron suspendidos en marzo pasado, entre estos destinos se encuentra México.

Asimismo, el directivo anunció que iniciarán la venta de su modelo Forward 800, el cual se detuvo porque la producción completa se destinó a los esfuerzos de salvamento y reconstrucción de las áreas afectadas de Japón. “Es nuestra prioridad lanzar el primero de los modelos, el Forward 800, el cual se ensamblará en nuestra planta del Estado de México”.