¿Tecnología, capacitación, configuración vehicular? ¿Cuál es la mejor opción para reducir el ralentí en una flota?  José Gutiérrez, socio fundador de Highpercons, explicó que si bien hay distintas alternativas, la base de los resultados está en los datos de operación, el clima y orografía donde se opere, la aceptación del conductor, así como la ejecución de cada solución.

En un esfuerzo conjunto del Consejo Norteamericano para la Eficiencia de la Carga (NACFE, por sus siglas en inglés), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) en México, el experto explicó las diferentes opciones con el objetivo de que las flotas decidan qué es lo más conveniente a su operación.

José Gutiérrez señaló que una primera alternativa recae en el operador, con medidas tan básicas como estacionarse en lugares lo más frescos posibles, limitar la entrada del sol a través del parabrisas, crear un pequeño espacio fresco con una toalla, como una trampa de aire fresco; así como bajar la temperatura con el motor principal.

“Sabemos que hay lugares en el país que el calor es tan intenso que no corre el aire y es difícil”, reconoció.

Leer: ¡Baterías encendidas! Run on Less Electric llega a su fase final

En este mismo renglón, es clave la capacitación a los operadores e incluso ofrecer bonificaciones económicas basándose en hábitos de manejo, maximizar la eficiencia de combustible y, evidentemente, la disminución del ralentí.

Se trata de invertir en el capital humano, un aspecto fundamental en el contexto de un déficit de conductores profesionales para el autotransporte.

Reacondiciona el vehículo

Otra vía para disminuir el ralentí está en la propia unidad. Por ejemplo, cubrir la entrada de sol en el parabrisas con un parasol reflejante cuando el vehículos esté estacionado o usar las una cortina en el parabrisas y dormitorio. Se trata de encapsular el aire frío que salga del aire acondicionado en la cabina y ser más eficiente en la temperatura.

José Gutiérrez también refirió a la pintura de las unidades. Y es que en México, la mayor parte de los camiones son blancos, lo cual no es una casualidad; esto ayuda a que el camión no absorba tanto calor.

Los hallazgos de NACFE, revelan que los camiones con un color oscuro requiere 20% más de energía para enfriar la cabina. “La recomendación obvia para camiones que van a circular en zonas o estados muy calientes es que sea de color claro”, dijo.

En el caso de la adquisición de nuevos vehículos, la recomendación es considerar en la configuración el contar con aislamiento adicional en la cabina. “En México no es tan común, pero hablando con las armadoras y distribuidores se puede preguntar por el paquete del Artic Package, que es para temporada fría en Canadá, allá lo que quieren es mantener el calor dentro de la cabina y aislar el frío, pero funciona de igual manera mantener el frío adentro y que no entre el calor”, precisó.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

¿Y la tecnología?

Para reducir el ralentí también se puede recurrir las unidades de poder auxiliar a diesel (APU, por sus siglas en inglés), las cuales pueden operar por largos periodos con combustibles tomado de los tanques del camión.

Entre los contras, reconoció que es una tecnología cara y de complejo mantenimiento; sin embargo, proveen poder por largos periodos con el motor apagado.

Por otro lado, están las unidades de poder auxiliar eléctrico (HVAC o eAPU), que requieren baterías para el aire acondicionado y los accesorios. Si bien es menos complejo que un APU de diesel, las baterías agregan peso al camión y sólo funciona mientras dura la carga de las baterías.

Te puede interesar: Llantas de baja resistencia al rodado para ahorro de combustible

Poder exterior

Adicional hay otras alternativas externas. Tal es el caso de una estación de energía fija para el suministro eléctrico al dormitorio para alimentar el aire acondicionado y que, al mismo tiempo, puede cargar las baterías si está equipado con ellas.

Un beneficio extra es que en este proceso de enfriamiento no se utiliza el motor.

Específicamente sobre esta opción, Julio César Irineo, Jefe de Control de Diesel en Xpress International, dio a conocer que este año han implementado este sistema con resultados que se traducen en ahorros de dos millones 851,325 pesos de febrero a agosto, solo por rentar estos equipos y no tener las unidades en ralentí.

Actualmente la flota cuenta con 24 islas y prevé incrementar el número hasta llegar 48 islas de ductos de aire acondicionado este mismo año.

Te invitamos a escuchar nuestro nuevo podcast semanal Ruta TyT: