La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) emitió una alerta sanitaria para prevenir de una posible comercialización ilegal de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por AztraZeneca y la Universidad de Oxford.

La dependencia federal puntualizó que, a la fecha, la farmacéutica de origen inglés no ha firmado convenios con empresas para que sea intermediaria en la comercialización de sus vacunas en nuestro país; por lo tanto su disponibilidad en México sigue concentrada por el Gobierno federal.

Por ello, cualquier vacuna contra la COVID-19 a la venta a través de páginas de internet, redes sociales, vía telefónica, farmacias, hospitales o puntos de venta, constituye un riesgo a la salud por ser de dudosa procedencia.

La COFEPRIS llamó a la población que conozca algún establecimiento o punto de venta que ofrezca esta vacuna, realice la denuncia sanitaria a través de su página de internet.

Asimismo, en caso de que haya comprado la vacuna y ésta haya sido aplicada, debe reportar las reacciones adversas o malestares relacionados en el apartado: “¿Te hizo daño un medicamento?”, VigiFlow o eReporting, ubicados en la página web de la COFEPRIS o a través del correo [email protected]

La dependencia encabezada José Alonso Novelo Baeza recalcó que la aplicación del biológico es gratuita y solo hará de acuerdo a la Política Nacional de Vacunación contra SARS-CoV-2.

Cabe recordar que el biológico de AstraZeneca fue el segundo aprobado por la COFEPRIS para su uso de emergencia. Recientemente llegó a México el primer “lote semilla”, el cual es envasado por Liomont en el Estado de México, para su posible aplicación en marzo.

La COFEPRIS se comprometió a continuar con las acciones de vigilancia para evitar que los productos, empresas o establecimientos incumplan con la legislación sanitaria vigente y garantizar que no representen un riesgo a la salud de la población.

Leer: Vacuna Sputnik V será distribuida por empresa de paquetería