Como parte de su estrategia para mantenerse cerca de sus clientes y ofrecer un servicio más eficiente a favor del uptime de las unidades, Navistar México continúa con la mejora continua de su red de distribuidores.

En esta ocasión, Camionera del Pacífico (CAPASA) abrió las puertas de sus instalaciones totalmente renovadas en Culiacán, Sinaloa, con el objetivo de brindar una mejor atención a los transportistas de esta región.

Al respecto, Luis Gerardo Amarante Alvarado, director general de CAPASA, comentó en entrevista para TyT que esta renovación llega como parte de la celebración de los 60 años de la distribuidora, con el objetivo de proyectar una imagen moderna, acorde a la evolución experimentada por el transporte y por la marca International a favor de la eficiencia y la rentabilidad de sus clientes.

Las instalaciones, ubicadas en un punto privilegiado sobre la Calzada Aeropuerto en Culiacán, Sinaloa, cuentan con una gran afluencia de clientes, lo que hacía falta, comentó el directivo, era una renovación para que las nuevas generaciones de transportistas que aún no las conocen, se acerquen y se familiaricen con los atributos de los vehículos International y con todo el respaldo del personal experto y la capacidad de servicio de esta distribuidora.

Te recomendamos: Ya circulan en México los primeros LT con el tren motriz integrado S13

“60 años puede sonar muy antigüo, pero constantemente nos estamos renovando y buscamos mantenernos a la vanguardia. Para esta obra, realizamos una inversión de alrededor de 1 millón de dólares”, comentó.

Así luce la nueva imagen de CAPASA en Culiacán.

CAPASA tiene presencia en los estados de Sinaloa y Baja California Sur, y  estas instalaciones, expresó Amarante Alvarado, son  la matriz de sus operaciones en la región,  por lo que están conformadas por 33 bahías de servicio, más de 25 personas dedicadas exclusivamente al servicio de las unidades y un almacén de refacciones para dar soporte a esta agencia y resguardar inventario de menor rotación para las sucursales de Mazatlán, Los Mochis, Guamuchil, La Paz y Los Cabos.

Conscientes de que la postventa es clave para la satisfacción de sus clientes, CAPASA cuenta con talleres móviles, vehículos de rescate y toda la flexibilidad para atender a las flotas directamente en sus patios.

“El servicio postventa está en nuestro ADN, somos fieles creyentes de que la clave del éxito está en que ayudemos a nuestros clientes a mantener sus unidades en el camino”, enfatizó Luis Gerardo Amarante.

Adicional a esta inversión, CAPASA también renovó recientemente su sucursal en Mazatlán y, luego de los buenos resultados alcanzados en La Paz, adelantó que están próximos a inaugurar una agencia completa en esa ciudad. 

El directivo también atribuyó el éxito de la distribuidora a la marca que representan, haciendo referencia a la gran aceptación de los productos International tanto en el segmento de carga como en el de pasaje.

“Nos hemos mantenido por encima del 30% de participación de mercado en la región, hacemos todo para apoyar a nuestros clientes y por eso nos han favorecido con su preferencia”, externó. 

Luis Gerardo Amarante Alvarado.

Por otro lado, Luis Amarante Leal, director ejecutivo de CAPASA, comentó que con escasos 22 años de edad, su padre le encomendó la labor de abrirse camino en Sinaloa, misión que enfrentó con pasión y compromiso y que hoy se ve cristalizada con el éxito de esta distribuidora en la región.

Amarante Leal destacó que los buenos resultados obedecen a tres factores fundamentales. En primer lugar, habló de la preferencia de sus clientes, a quienes calificó como la razón de ser de la compañía.

No menos importante, hizo referencia al talento y dedicación de los 240 colaboradores que hoy conforman la plantilla laboral de CAPASA en los dos estados en los que tiene presencia.

Y, finalmente, expresó que este éxito está cimentado en el legado de sus antecesores, quienes tuvieron la visión y la habilidad para abrirse camino en esta industria.

Luis Amarante Leal.

En tanto, Martín Amarante, director general de Grupo Amher, conglomerado al que pertenece CAPASA, compartió que esta inversión está orientada a ofrecer una óptima experiencia de servicio a las flotas de la región y, con ella, no solo se renueva la agencia, sino también el espíritu de sus colaboradores.

Cercano a las requerimientos y a las acciones emprendidas por sus socios estratégicos, Eduardo Moguel, director de Desarrollo de Distribuidores y Mercadotecnia de Navistar México, destacó el interés de la armadora por la renovación de su red, principio con el que buscan estar más cerca de sus clientes, siempre con una solución acorde a sus necesidades. 

El directivo expresó que entre 2023 y 2024 la compañía tiene previstas alrededor de 17 inauguraciones como parte de estas acciones de mejora continua emprendidas por su red de distribuidores.

En la mayoría de los casos, dijo, se trata de reubicaciones de las sucursales a causa de que la mancha urbana las absorbió, por lo que están apostando por relocalizarlas a las afueras de las ciudades, sobre las autopistas, donde está el mayor flujo de vehículos y donde hace más sentido su presencia.

También hay casos como el de CAPASA, dijo, en los que la prioridad es brindar una imagen nueva a la distribuidora, hacer más eficientes sus procesos o incrementar su capacidad de servicio. 

La idea, detalló, es impulsar instalaciones que sean dignas representantes de la marca y que los clientes estén en un ambiente agradable en el que se les brinde el servicio que requieren y, que incluso, ofrezcan la flexibilidad para atenderlos directamente en sus patios de operaciones.

El objetivo de la armadora, manifestó Eduardo Moguel, “es dejar de vender unidades para ofrecer una solución completa, al tiempo que damos la certidumbre al cliente de saber cuánto va a pagar al mes por el vehículo, financiamiento, seguro, servicio y garantías”.

De esta forma, Navistar México, de la mano de su red de distribuidores, avanza hacia una atención más cercana, flexible y orientada al respaldo total de los transportistas, de modo que ellos puedan enfocarse solamente en su operación y dejen la postventa en manos de los expertos.

Eduardo Moguel.